Esta clase de lectura es muy especial

| | ,

La obesidad infantil se está convirtiendo en un problema cada vez más alarmante y que amenaza seriamente la vida de muchos niños. Lo más difícil es hacer que cambien sus hábitos alimenticios y que se animen a hacer un poco de ejercicios, pues no todos encuentran la motivación necesaria para hacerlo. Con este problema en mente, un consejero de la escuela primaria Winston-Salem en Carolina del Norte, pensó en una solución creativa y que se pudiera implementar a corto plazo. Y fue así como surgió el programa especial «Read and Ride», («Lee y Pedalea»).

lectura

A Scott Ertl se le ocurrió esta novedosa idea un día, mientras estaba en el gimnasio. Había aprovechado que usaba la bicicleta estática para leer un libro y de repente se preguntó, ¿qué pasaría si los niños pudieran hacer esto también?

De inmediato le hizo la propuesta al director del instituto ya mencionado, quien estuvo de acuerdo en probar la iniciativa. Al principio solo pudieron colocar una bici estática en una de las aulas de clases, en la que los estudiantes podían sentarse a pedalear y leer. Gracias a los fondos recaudados por medio de ventas de garage y de objetos por Internet, pudieron comprar más y equipar un salón completo con ellas.

Estas medidas han supuesto un beneficio doble para los chicos de la escuela: todos los implicados han demostrado entre un 41% y 83% más sobre su lectura de comprensión y además han hecho un poco de ejercicio. Y es que esta rutina es ideal para aquellos que no gustan tanto de la clase de deporte, porque van a la velocidad y el ritmo que desean.

Ahora, el programa lleva cinco años en marcha y cada vez reporta mejores resultados. Y no solo eso, sino que varias escuelas han seguido el ejemplo y lo han implementado en sus instalaciones.

Previous

Usa miles de botellas de vidrio para construir su casa

La gata vampira, la nueva sensación felina de Internet

Next

Deja un comentario