Este sí que fue un funeral extravagante

| |

¿Quién dice que los funerales no pueden tener un toque divertido? Si bien son ocasiones tristes y que deben tratarse con el debido respeto, no hay como homenajear a nuestros seres queridos con esas cosas que tanto disfrutaban en vida y eso, fue justamente lo que ocurrió en esta emotiva ceremonia, que se llevó a cabo en Luton, Inglaterra.

funeral

Lorna Johnson tenía solamente 56 años pero llevaba tiempo luchando en contra del cáncer. Finalmente, la enfermedad pudo más y ella falleció después de nueve largos meses, dejando un vacío muy profundo en sus hijos y nietos.

Ella era una auténtica fanática de las fiestas y Halloween era su festividad favorita. Solía decir que ella misma era una bruja blanca, le gustaba el tarot y todo lo que tuviera que ver con hechizos. Era una persona muy alegre que a pesar de tener que luchar con una enfermedad terrible, siempre tuvo ánimo para celebrar.

Es por eso que sus hijos quisieron hacer algo muy especial en sus funerales y despedirla con estilo.

Varios asistentes acudieron luciendo disfraces como el de Beetlejuice o el demonio de Tasmania. A algunas mujeres se les pudo observar vestidas de brujas y el director de la funeraria se disfrazó nada menos que de Darth Vader y camino al frente del vehículo que transportaba el cuerpo de la difunta.

Beetlejuice arrives at the funeral

funeral3

funeral4

Las sorpresas no se acabaron allí puesto que durante el evento se tocaron canciones de Dolly Parton y también rock independiente. Neil Johnson, uno de los hijos de Lorna, explicó lo siguiente a un periódico local:

«Mi madre siempre decía que había que celebrar, que era necesario hacer fiestas. Así que no vamos a quedarnos sentados en su despedida, sintiendo lástima por nosotros mismos. A ella no le habría gustado eso».

Y ciertamente, lo más bonito es recordar a alguien con felicidad y no con tristeza.

Previous

Umoja, la aldea donde no se permiten hombres

Este pequeño robot te va a sorprender

Next

Deja un comentario