Roban auto con niño adentro, pero lo dejan en su escuela

| |

En Ghent, Virginia, Estados Unidos, ocurrió algo tan insólito como afortunado, (al menos si lo ves por al lado optimista), que nos hace ver que no todos los ladrones son tan malos como los pintan. Todo comenzó cuando una madre dejó su coche aparcado en el estacionamiento de la tienda donde trabajaba, con su pequeño hijo de ocho años dentro. Ella tenía que entrar a trabajar media hora antes de que el chico entrara a la escuela, por lo que ya habían adoptado la costumbre de que él se quedara en el carro oyendo música en lo que la mujer empezaba con su jornada.

niño

Desafortunadamente no se percató del grupo de ladrones que, cuando notaron que el coche se había quedado abierto, se apresuraron a robarlo sino hasta que fue demasiado tarde. Muy asustada se apuró en dar parte a la policía y la búsqueda comenzó.

Todos se quedaron muy sorprendidos cuando unos minutos después, encontraron al niño a salvo en su aula de clases. El chico le había pedido a los ladrones que lo dejaran en su escuela para que su mamá pudiera recogerlo luego, algo a lo que ellos accedieron sin mayor problema cuando les indicó la dirección. Seguramente estaban más que aliviados de no tener que lidiar con un cargo de secuestro, pues ya estaban en problemas.

El pequeño se encontraba bien y debido a que su madre había olvidado su iPhone dentro de su auto, a las autoridades no les fue difícil seguir rastréandolo, ya que este aparato cuenta con una app muy especial para su localización. Lo único malo es que, según se sabe, hasta el momento no han podido ser detenidos.

No cabe duda de que las cosas más insólitas suceden de la manera en que uno menos se lo espera, ¿no te parece?

Previous

Mira esta genial cabaña diseñada especialmente para ancianos

Refugiado sirio pobre ahora es pequeño empresario

Next

Deja un comentario