Tácticas de espionaje más impresionantes de la historia

Desde hace muchísimos años, la gran mayoría de los países implementaron espías para poder ganar algo de ventaja frente a cualquiera de los rivales que tienen en algún territorio próximo a su ubicación.

Por ejemplo, Julio César tenía espías para informarle de lo que estaban haciendo sus enemigos. La reina Isabel I y otros monarcas del Renacimiento mantuvieron una vasta red de espionaje debido a las intrigas y conspiraciones entre los miembros de la corte y los enemigos en el extranjero.

En este artículo te mostraremos al menos alguna de las técnicas más importantes a lo largo de la historia en el mundo del espionaje, según las disposiciones históricas presentes en múltiples textos de gran relevancia a nivel histórico.

Técnicas de espionaje y contrainteligencia

Venenos y drogas

A lo largo de la historia muchos de los espías han empleado medios como el veneno o las drogas para completar sus misiones, pruebas de todo esto son;

Que, a principios del siglo XVI, el Papa Alejandro VI fue posiblemente el Papa más corrupto de la historia. Sus hijos usaban joyas que contenían píldoras venenosas o polvos que podían verterse fácilmente en una bebida.

En la década de 1950, se podía distribuir una droga cuando un caballero encendía el cigarrillo de alguien sosteniendo la caja de cerillas que contenía la droga sobre la bebida de la víctima. Así, a lo largo de la historia las mujeres con gorros y guantes podían esconder pastillas que podían recuperarse fácilmente y deslizarse en un vaso.

Medios de comunicación codificados a través de tatuajes

Hay muchas formas en las cuales los espías han dejado en claro sus muy ingeniosas formas para obtener información a fin de conseguir completar sus misiones de manera satisfactoria. De esta manera, hay muchas formas en las que queda evidencia más que directa acerca de esta técnica en la historia, como, por ejemplo:

Heródoto, historiador y autor de Las historias, un relato completo de las guerras greco-persas desde el 499 al 479 a.C., cuenta la historia de un rey que tatuó un mensaje en la cabeza de sus sirvientes y envió al sirviente a su sobrino, quien le pedía que ser rescatado. Cuando el sirviente llegó a su destino, le raparon la cabeza y se reveló el mensaje.

Conclusión

De esta forma queda más que evidenciada la capacidad de los gobernantes para conseguir información alrededor del mundo respecto a sus enemigos, simplemente empleando técnicas de espionaje con agentes entrenados.

Total
5
Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Article
Melita Norwood espía de la KGB

Top 4 mejores espías de la vida real

Next Article
insectos y arañas raras del mundo

Top 16 arañas más raras del mundo [Fotos]

Related Posts