¿Sabías que las yemas de huevo aumentan la posibilidad de problemas cardíacos?

Un estudio realizado por la revista “Buena Salud”, sugiere, que las personas que comen yemas de huevos son altamente propensas a tener enfermedades cardíacas, y aseguran que es igual o más dañino que fumar. Este hábito de comer yemas de huevo aumenta o acelera la acumulación de placa, está conformada por colesterol, grasa y calcio.

Problemas cardiacos y otras enfermedades

El estudio menciona que de entre un grupo determinado de pacientes, quienes comían tres o más yemas en un tiempo estipulado de una semana, padecieron notablemente de placa, a diferencia de quienes la ingerían menos de 2 veces a la semana, a estas personas no se les notó ninguna anomalía. Al principio tal vez pienses que es muy drástico comparar dos hábitos totalmente diferentes, pero David Spence quien fue el que llevo este estudio acabo, asegura que se necesitaba una razón para ponerlo en una buena perspectiva, pues es relativamente lo mismo, porque los dos aumentan gravemente los riesgos a contraer enfermedades cardiovasculares, pero los lectores creen ciegamente que el fumar es tan perjudicial que nada se le compara.

Explica que el problema no es el huevo, si no la yema, pues asegura que un huevo normal de gallina contiene alrededor de 273 miligramos de colesterol. También nos da unos consejos en los cuales, nos recomienda tener una dieta baja en colesterol, incluso si estás totalmente saludable, el abusar de este alimento puede incrementar el riesgo a contraer una enfermedad de este tipo.

¿Eres una persona que gusta de manera abusiva de comer yemas de huevo?, ¿Crees fielmente que el hábito de fumar es más dañino que el de comer yemas de huevo?, lo cierto es que a nadie nos gustaría padecer una enfermedad de estas y más vale prevenir que lamentar después de que pasen las cosas.

Total
0
Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Article
Comer helado de postres

¿Sabías que el helado puede ayudarte a combatir el mal humor?

Next Article

Las extrañas coincidencias entre Lincoln y Kennedy

Related Posts