Curiosidades y anatomía de la cola del gato

Todo amante de los gatos sabe que la cola del gato, además de ser un encanto, es también una parte del cuerpo que está llena de significados y curiosidades. Esto se debe a que muchos gatos utilizan la cola como forma de expresión, por lo que entender el lenguaje felino es muy importante para saber cómo tratarlos. Con esta lectura es posible entender el comportamiento de los gatos e incluso saber cuándo están contentos o no. Además, la cola del gato necesita ciertos cuidados para evitar problemas como las fracturas. Para aclarar todo lo que necesitas saber sobre el tema, en este artículo se ha reunido la información principal sobre la cola del gato. Vea a continuación.

La importancia de la cola del gato

curiosidades sobre la cola del gato

Conocer todo el cuerpo de su gato es algo increíble, y también necesario. ¿Sabía que los gatos tienen entre 230 y 290 huesos en su cuerpo, mientras que los humanos sólo tienen 206? El número de huesos varía según la raza y la estructura corporal del gato, pero aun así la diferencia es grande.

La cola del gato, por ejemplo, concentra al menos el 10% de los huesos del animal. Además, cabe destacar que es una continuación de la columna vertebral del felino y realiza algunas funciones, principalmente actuando sobre el equilibrio y la flexibilidad del gato. No en vano los gatos son famosos por tener una maldita perspicacia a la hora de desfilar, ¿verdad? Pero atención: hay que tener cierto cuidado con esta parte del cuerpo de tu amigo de cuatro patas. Los problemas en la cola del gato, como las fracturas, pueden acabar desencadenando otras complicaciones en su salud, la más común de ellas la dificultad de locomoción.

A los gatos no les gusta que les toquen la cola

Por mucho que a mucha gente le parezca simpático y le apetezca “esponjar” la cola del gato, debemos evitar por completo este tipo de comportamiento. Las gatas se sienten muy incómodas cuando alguien les toca esta parte del cuerpo y esto puede provocar graves traumas y lesiones en el animal, como las temidas fracturas. Como la cola del gato no es más que una prolongación de la columna vertebral, el roce puede causar una gran molestia al minino. Por ello, lo más recomendable es que las personas resistan esta tentación y eviten tocar la cola del animal.

Fractura en la cola del gato: ¿qué puede causarla?

Además de tocar la cola, hay diferentes razones que motivan las lesiones en esta parte del cuerpo del animal. Como a los gatos les encantan las acrobacias y las aventuras en las alturas, no es difícil imaginar que, a veces, esto puede acabar saliendo mal, ¿verdad? A pesar de toda la destreza y agilidad, los accidentes ocurren y esto puede acabar provocando una fractura en la cola del gato. Si convive con otros animales o tiene la costumbre de salir a la calle, las peleas pueden acabar dañando también la cola. Además, ser atropellado por un coche también es habitual en este escenario callejero. Otras posibles causas de una lesión en la cola de un gato son los golpes o cuando la cola se atasca en algún lugar.

Señales de que la cola del gato ha sufrido una fractura

  1. El gato maúlla mucho o tiene un comportamiento más tranquilo y triste;
  2. El animal presenta dificultades para desplazarse;
  3. El gato demuestra desequilibrio al caminar;
  4. La cola del gato tiene una forma extraña, como una especie de nudo;
  5. El gato ha dejado de mover la cola de repente;
  6. El gato tiene incontinencia urinaria o fecal.

¿Qué hacer al notar una fractura en la cola del gato?

¡La atención lo es todo en estos momentos! No siempre es fácil darse cuenta de que un gato se ha lesionado la cola, pero si observa alguno de los signos señalados anteriormente, es esencial acudir a un veterinario para que investigue la situación. Como la cola del gato afecta directamente al equilibrio y a la locomoción del animal, es esencial buscar un tratamiento adecuado lo antes posible. De lo contrario, tu amigo seguirá sintiendo mucho dolor y molestias en la región. También es importante resaltar que, dependiendo del lugar donde se haya producido la fractura, existe la posibilidad de que pueda causar problemas neurológicos en el animal.

En cuanto al tratamiento, es importante tener en cuenta que éste dependerá mucho del diagnóstico realizado por el médico. En casos sencillos, puede ser que sólo el uso de una férula sea suficiente para cuidar a su amigo de cuatro patas. Sin embargo, en los casos más graves, la cirugía suele ser la mejor solución. Además, es fundamental seguir todas las pautas del veterinario para que su gatito se recupere de la mejor manera.

Aprenda a evitar posibles fracturas en la cola del gato

Por lo general, las lesiones de la cola del gato se derivan de un factor externo. Por lo tanto, la mejor manera de evitar que ocurra este tipo de cosas es tener unos cuidados básicos del animal. Una de las mayores recomendaciones es no dejar que tu amigo tenga acceso a la calle. De este modo, se pueden evitar fácilmente los accidentes y los enfrentamientos con otros animales, y la cola del gato estará completamente a salvo.

Además, como ya se ha mencionado, no debes tocar la cola de tu gato, ni siquiera si es una caricia o una broma. Esto es terrible y trae mucho malestar al gatito, por lo que siempre hay que respetar el cuerpo del animal. También es importante redoblar la atención al caminar cerca de su mascota para no pisar la cola del gato. Aunque se trata de medidas sencillas y básicas, te garantizamos que pueden ayudar mucho a evitar que se produzcan accidentes con la cola del gato.

Total
1
Shares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Article
tips de belleza femenina

Sencillos trucos de belleza femenina que probablemente no conocías

Next Article
bicarbonato de sodio usos

4 usos del bicarbonato de sodio que quizá no conocías

Related Posts